domingo, 21 de octubre de 2012

Se me olvidó contar que...

Gracias a cómo no,el imbécil de profesor de Historia que aprobó a las dos cerdas de turno por no decir a toda la clase menos a mi,cuando yo fui la única que asistió al exámen de recuperación,decidí no volver éste año al instituto. ¿Para qué? ¿para que vuelva a hacer lo mismo y seguir eternamente en ese infierno de lugar? no señor,y pena me dio,porque tenía buenos compañeros.Pero enfín.
Así que ahora,tras mirar un folleto de varios cursos,me llamó la atención uno de aquí en Mieres,donde impartían chino,y violá,ahí estoy yo,llevo ya 2 semanas dando chino,y por el momento me parece divertido y es muy entretenido,tanto su escritura como la complicada pronunciación,mucho más que japonés,tienen 5 tonos diferentes para las palabras.
Y resumiendo,eso,me lo paso muy bien,y los compañeros son gente seria,no crios estúpidos que van a incordiar,en definitiva,estoy muy agusto.
Una pena que sólo dure hasta mediados de Enero.
Para entonces,supongo que me buscaré alguna otra afición.
 Aprovecho para dejar un diseño de uñas que me hice hace unas semanas inspiradas en Asia ¿no son bonitas? ^^
Y ésta es una hoja de mi libro,vamos haciendo y practicando las letras,cada línea tiene un órden de escritura,y siempre hay que seguirlo para una correcta caligrafía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario